La torpeza natural.

Mentes flatulentas absortas en incongruencias, vagando por los senderos calzinados por el ansia eterna. Versátiles viboras sin la menor ocupación que ser una figura dominante entre cuerpos errantes y mutilados por mensajes atroces y desalentadores. Pudranse cada recoveco de las entrañas de aquel que por conveniencia plena, anteponga lo material al espiritu que nos alinea con la natura. La fabula del no acabar, que no concluye con ningun epígrafo vital al no tener su valor real cabida en esta dimensión. Colgando del mastil central, hayamos el pecado concebido del ser supremo, o del que por asumir serlo carece de tal potestad. Tras milenarias vueltas al horario preestablecido, el abismo que a la vista está, con su pose de temple y de apariencia remota, se aproxima al pedestal que irremediablente se verá sumido en las llamas de la verdad. Las que actuando de consejero nunca emitieron suficientes espasmos capaces de omitir la torpeza natural que nos identifica. Por consiguiente y delante, mutilaremos nuestras bases nucleares en la busqueda de su salvación, desempeñando una funcion que a priori, no nos incumbía, pero que irremediablemente hemos asumido al caer en un va y ven de derrotas idearias y placeres viscerales. No hay palabras que puedan elocuentemente y sin herir al genoma creador, concienciar definitivamente de la necesidad mutua de tornar de rumbo, que derive en la completa preservacion de nuestro medio, del entorno categorico que nos vio germinar y que, paradójicamente y muy a su pesar,  nos perpetuará como la especie auto extinta que consciente de sus posibilidades, pero ingenua en cuanto a sus deberes, finiquitó abstractamente con la faz de su alma.

La torpeza natural.

Mentes flatulentas absortas en incongruencias, vagando por senderos calzinados por el ansia eterna. Versátiles viboras sin la menor ocupación que ser una figura dominante entre cuerpos errantes y mutilados por mensajes atroces y desalentadores. Pudranse cada recoveco de las entrañas de aquel que por conveniencia plena, anteponga lo material al espiritu que nos alinea con la natura. La fabula del no acabar, que no concluye con ningun epígrafo vital al no tener su valor real cabida en esta dimensión. Colgando del mastil central, hayamos el pecado concebido del ser supremo, o del que por asumir serlo carece de tal potestad. Tras milenarias vueltas al horario preestablecido, el abismo que a la vista está, con su pose de temple y de apariencia remota, se aproxima al pedestal que irremediablente se verá sumido en las llamas de la verdad. Las que actuando de consejero nunca emitieron suficientes espasmos capaces de omitir la torpeza natural que nos identifica. Por consiguiente y delante, mutilaremos nuestras bases nucleares en la busqueda de su salvación, desempeñando una funcion que a priori, no nos incumbía, pero que irremediablemente hemos asumido al caer en un va y ven de derrotas idearias y placeres viscerales. No hay palabras que puedan elocuentemente y sin herir al genoma creador, concienciar definitivamente de la necesidad mutua de tornar de rumbo, que derive en la completa preservacion de nuestro medio, del entorno categorico que nos vio germinar y que, paradójicamente y muy a su pesar,  nos perpetuará como la especie auto extinta que consciente de sus posibilidades, pero ingenua en cuanto a sus deberes, finiquitó abstractamente con la faz de su alma.

“La humanidad es como es. No se trata de cambiarla, sino de conocerla.”

Gustave Flaubert

.

image

Conscientemente inconsciente.

No vivir el presente es tener miedo al futuro.

Muchas veces, nuestro subconsciente nos dice de hacer una cosa porque es lo que de verdad nos apetece, pero entra el juego la conciencia que actuando racionalmente desaconseja tal acción. Esto es provocado por el temor que tenemos a la repercusión que pueda tener después.

Cuando alguien hace algo calificado como “locura”, propia de un loco, se le podría calificar de inconsciente, alguien que no usa su consciencia. Pero estos planteamientos que maneja nuestra consciencia son fruto de lo inculcado desde pequeño: hábitos, costumbres, valores… Los yihadistas manejan unos planteamientos completamente distintos a los de las demás personas, y así lo inculcan a los más pequeños. Se les califica de esta manera, pero la realidad es que son plenamente conscientes, solo que tienen una estructura racional diferente a la del resto del mundo, como decimos nosotros, del mundo desarrollado.

inconsciente

Esto quiere decir que ¿el mundo desarrollado es más avanzado en cuanto a términos de consciencia que otros pueblos?

Muchas veces no toleramos la forma de pensar de ciertas personas, de racionar. Tenemos que comprender que no se ha criado de la misma manera, esta manera será la mejor para él y la tuya será la mejor para ti. Esto hay que respetarlo, a pesar de que por tus creencias no lo compartas. La religión no es nada menos que una forma de actuar que permite omitir el temor al futuro, a la muerte. Si sigues este comportamiento racional, si actúas de esta forma consciente, iras al paraíso. Esto te lo dan en bandeja, y tú lo aceptas.

Nunca podremos despojarnos completamente de nuestra racionalidad, pero a través del subconsciente, donde se acumulan todas nuestras experiencias, nuestros recuerdos, donde impactan nuestras emociones, se podría llegar a tener efectos modificadores de las estructuras conscientes que hasta ahora manejábamos.

Cuando te enamoras, el subconsciente almacena este sentimiento de felicidad inmenso, y esto el cerebro racional lo interpreta como que “el amor es maravilloso porque te hace feliz“. En cambio cuando te dejan, el impacto de tristeza en tu subconsciente es tan poderoso que puede incluso hundir tus anteriores sentimientos ahí presentes, inclinando la balanza hacia algo negativo y por lo tanto interpretado por lo racional como que “el amor es una mierda, solo trae sufrimiento,” y automáticamente olvidando toda la felicidad que anteriormente te había aportado. Es lo que se suele hacer, olvidar ciertos recuerdos por la repercusión tan negativa que han tenido. Pero olvidando esto, lo único que hacemos es omitir experiencias, y por lo tanto lecciones que nos pueden ser muy útiles para el futuro.

programacion-subconsciente

¿Por culpa de lo que te provoco tanto sufrimiento vas a dejar de vivir algo que duró mucho tiempo y te dio, en proporción mucha más felicidad?

El tiempo cura las heridas porque nuestro cerebro para que podamos seguir adelante con nuestra existencia, intenta eliminar estos malos recuerdos centrándose en los positivos. Las personas que se suicidan, son muchas veces las que son incapaces de interpretar sus sentimientos negativos del subconsciente desde otra perspectiva en su mente racional. Tal ha sido el impacto de estos que se necesita una carga demasiado grande de felicidad, de positivismo para poder contrarrestarlos. Y lo que más alegría nos da es el amor, y el amor nos lo dan las personas y las pasiones.

El ser humano, ser sociable por definición, necesita compartir sus emociones, y la emoción más poderosa es el amor. Una persona que se encuentra sola, sin familia, sin novia, sin amigos, y que pase por una época mala es más propenso a querer acabar con su vida. Por otro lado, una pasión, algo en lo que creas fervientemente, que para ti sea esencial, puede llegar a ser algo que te de razones para seguir viviendo, de hecho a darte razones para dar la vida por ello.

la-conciencia

El juego de lo consciente y lo subconsciente, de lo racional y lo correcto frente a lo ilógico y lo transgresor. Un tira y afloja constante, un debate interminable, un cara a cara entre dos pequeñas partes de nuestro cuerpo que, paradójicamente, son todavía dos grandes universos por descubrir.

“Hasta que lo inconsciente, no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú le llamarás destino.”

Carl Gustav Jung


La humanidad, caminando hacia el precipicio.

Los humanos veneramos a grandes políticos, grandes comandantes, grandes artistas por el siguiente motivo: veneramos todo lo que engrandezca a la raza humana, veneramos nuestra diferencia y supuesta superioridad a los demás seres vivos. Esto es realmente lamentable.

Somos unos egocéntricos que, por mirar solo en nuestro interés, mirarnos a nosotros mismos, olvidamos lo que somos y lo que nos rodea. Gracias a nuestra superioridad intelectual hemos logrado posicionarnos como los animales más poderosos, más fuertes. Somos unos dictadores dentro del mundo animal. Hemos impuesto nuestra condición consiguiendo así protegernos de cualquier intento de amenaza. El problema es que esta supremacía humana y esta prepotencia evolutiva nos llevan a nuestra propia destrucción. Ya que buscamos nuestra satisfacción, nuestra comodidad frente a peligros. Para lograrlo lo que hacemos es capturar, adiestrar, o cazar y matar animales a nuestro antojo. Así como deforestamos, incendiamos, y destruimos espacios naturales de todo tipo y los transformamos en lugares materialmente útiles a nuestro gusto y placer. Todos estos elementos tan esenciales para la vida que conocemos. Desde la abeja cuya labor es polinizar una flor, hasta una secuoya gigante que nos proporciona el oxígeno que recibe nuestros pulmones.

tumblr_mn88xzRoQv1rukn6wo1_400

Somos auto destructivos.

Destruimos lo que nos da vida.

Estamos matándonos a nosotros mismos.

En vez de convivir en sintonía con la naturaleza, aceptar que ella es la dueña de nuestra existencia, nos empeñamos en intentar cambiar las leyes del cosmos para encontrar el sentido a las cosas. Nos empeñamos en evolucionar, ¿hacia donde? Hacia una mayor sofisticación de la sociedad, ¿para qué? Para acabar con los recursos tanto vivos como materiales que nos dio hace millones de años nuestro planeta tierra. Estamos caminando hacia el precipicio, nos acercamos a nuestra desaparición.

Por la avaricia humana de conquistar el poder frente a sus semejantes, estamos modificando las leyes universales en busca de preservarnos en el trono del reino natural. Pero no somos más que átomos unidos entre sí en medio de millones de océanos repletos de estos. Somos una ínfima e insignificante parte del universo, y seguimos creyéndonos especiales.

ley

Quien diga que somos superiores a un árbol, a un matorral, a cualquier animal se equivoca. Porque ellos no juegan con lo que nos ha creado en su beneficio, como nosotros, porque ellos no hacen el mal conscientemente, como nosotros, porque ellos conviven según su instinto y sus necesidades, no según sus aspiraciones o creencias, como nosotros.

Vamos en una dirección errónea, llevamos siglos yendo hacia esta dirección, por miedo. Por miedo a sucumbir ante lo que nos supere. Porque nos aterrorizamos cuando nos golpea algo que está fuera de nuestro alcance: huracanes, terremotos… La incertidumbre que nos rodea nos lleva a blindar nuestra existencia y no somos conscientes que esto no hace más que quitarnos la razón.

naturaleza-fantastica (1)

Porque pensándolo bien, el humano es el ser menos respetuoso por la madre naturaleza. Es el hijo rebelde, destructivo que no sigue los consejos de su madre, y que el día que la agreda, el día que colme el vaso, se le echará de casa. Estamos acabando con la paciencia de nuestra creadora, estamos jugando con fuego sabiendo (o sin ni siquiera ser conscientes, lo que es peor) de que nos vamos a quemar. El calentamiento global es el mejor ejemplo de lo que se nos viene encima.

Estamos terminando con las condiciones que nos permiten vivir, por paradójicamente, querer asegurar nuestra vida.

.

“Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla

mientras el género humano no escucha.”

Victor Hugo.


Inspirando música.

Moonlight sonata – Beethoven


Desaparecen las almas entre brumas dibujadas por el cielo enmascarado. Arboles resoplan, sus hojas se resbalan por las ramas hacia la decadencia. Marchitarse las flores del lugar, esconderse los animales en sus refugios, sin voz, sin alma, sin vida. Gritos suenan del mas allá, implorando una respuesta, mas no hay quien para contestar. Las gotas de lluvia impactan bruscamente contra el terreno, ríos empantanados entre sal y briznas de hierba.

El mesías – Handel


Y se hizo el sol, las calles sonríen y la gente reluce. Bailes, caminatas diurnas, los perros aúllan y los gatos rebuznan de ilusión. No hay comercio cerrado, no hay ni un parque vacío, no hay ni una mano desatada a otra. Un todo, la unión del imposible. El pensante ayuda al inútil. Grupos de músicos se apilan en formaciones romanas tanteando sus instrumentos con la elegancia del Cesar. Arpas no arpones. Violines violando el silencio. Flautas atrayendo a leales.

Eine kleine nachtmusik – Mozart


El camino que lleva a algún lado, al otro lado. Síguelo, déjate llevar por el colorido paisaje, piedrecitas con las que tropezar, ve saltando, y bailando, jugando con tus emociones. Tus sentidos se agudizan, las pupilas se dilatan. Música viva, parece acompañarte en la travesía. Tú alegre como nunca, perdido como siempre. Pero sigues por la senda de la invulnerabilidad y a la vez inconsciencia. Tu cuerpo parece gelatina, no hay flexión, ni reflexión, solo gratas impresiones. Sin vacilaciones, sin dubitativas. Hacia adelante sin mirar atrás, como si no hubiese mañana, como si el tiempo no contase, como si fueses tú lo único de lo que preocuparte.

Para Elisa – Beethoven


Balanceo de cabeza, notas entrando y saliendo de la cabeza. La realidad se deforma, el imperialismo imaginativo tomando forma. Que cálido placer el dibujar una nueva visión de tu alrededor, sin frenar ni un solo momento. Sentirte pleno, bocanada de aire que te sacia, la locura se destierra y no hay ninguna parcialidad en tus actos. Dejarse llevar por lo no-predispuesto, por la improvisación momentánea y que tan brillante llega a ser.

Overture – Tchaikovski


Despierta. Que acabe la resignación. El mundo es tuyo. Mírale a los ojos. Afronta tu destino, o más bien créalo y créelo. Báñate en el placer del amor. Sumérgete en la mayor de las fantasías. Deja tus miedos atrás, vuelve a sentirte libre. Celebra tu resurrección. Fabrica tu sueño. La pasión, la ambición, la intriga, la devoción, la suspicacia. Sigue tus instintos, mece el niño que tienes dentro y dale rienda suelta. Muévete entre los febriles secretos que esconde realmente el universo. Las estrellas se entrelazan y te guían. Ves todo con más claridad, y eso te despeja la mente.

“La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.”
Platón.

Sin temor a nada.

No es mas que un sueño.

La vida, la plenitud,

La gárgara del cisne,

El ulular del pobre.

Me inclino ante mi pesar.

 

Busco una cumbre,

Que parece finita.

Más donde estas,

Principio escondido,

Bañado en dificultad.

 

Muéstrate.

 

Para que pueda mirarte,

Sin contemplaciones.

Surcaré la mitad de la mitad

De lo que me roges.

Por mi hazaña,

Más que por azar.

 

Lograré tocar tu orgullo.

La fibra intacta,

Que durante lustros

Ha echado raíces.

E inamovible por el tiempo

Permanece en soledad.

 

En busca de un valiente,

Y no menos incrédulo.

Que tenga el valor,

De atreverse a acercarse.

Más allá de lo insospechado.

 

Sin temor a nada.

 

hall-2

“La peor decisión es la indecisión.”

Benjamin Franklin

Mientras haya vida, habrá esperanza.

Y de pronto, desde lo más profundo del universo, desde los confines más remotos, desde lo imperceptible para el ser humano. De repente, de la nada más absoluta, del rincón más ignorado del planeta, surge en todo su esplendor, con la cabeza bien alta y exigiendo lo que es suyo, la esperanza.

Cuando la luz se hace cada vez más tenue, cuando los ojos empiezan a perder todo su brillo, cuando el final del túnel se encuentra cada vez más lejos, cuando nuestra existencia carece de todo sentido, cuando el amor parece desvanecerse frente al odio, es cuando aparece la esperanza.

esperanza

Señoras, señores, lo único que puedo aseguraros es que estamos vivos. Que mayor esperanza nos puede dar algo que no sea esto para creernos imbatibles, invencibles, para no temer nada, para llegar hasta el final sea cual sea el camino, para tener esperanza de que lo conseguiremos.

En momentos duros, en momentos difíciles, en momentos injustosincomprensibles, de desconcierto, confusos.

En momentos de depresión, en momentos de rendición, de desasosiego, de incertidumbre, de crisis vital

En estos momentos, como seres humanos, tenemos que invocar al mayor de nuestros poderes, al que no nos va a abandonar mientras sigamos con vida, el que nunca va a negarnos su ayuda si se la solicitamos. Es uno de los pocos poderes de los cuales somos portadores, valedores y tenemos el control pleno sobre él en todo momento.

Usémosla,

Aprovechémosla,

Valorémosla.

list_640px

¿Qué esperanza te queda cuando has perdido la esperanza? Ninguna.

¿De que nos sirve perder algo tan preciado? De nada.

Quien dice esperanza, dice progreso y quien dice progreso dice vida. Porque la esperanza es lo que te da alas para seguir luchando, para volar y llegar más lejos de donde nunca hubieras imaginado. Porque gracias a ella, cualquier desgracia, cualquier problema, cualquier bache, cualquier obstáculo, es algo efímero, ínfimo, y sobre todo pasajero.

Luchemos por lo que queremos, aguantemos firmes en los malos momentos, miremos al horizonte, hacia el futuro que nos espera y tengamos esperanzas de que lo conseguiremos, que mientras haya vida, habrá esperanza.

Y mientras haya esperanza, habrá vida.

esperanza,-flecha-168016

“La esperanza es el sueño del hombre despierto.”

Aristóteles.